Aprende a decir NO, los límites los pones tú

En los negocios como en la vida, tú eres quien decide hacer una cosa u otra. En muchas ocasiones nos vemos en problemas o enfadados con uno mismo por no saber decir no. Mira que es sencillo, pero hay que ver lo que cuesta.

Yo por ejemplo a nivel profesional, cuando empecé a trabajar por mi cuenta no decía que no a ningún trabajo. Algunos trabajos estaban dentro de mi especialidad y otros no, por lo que mi productividad se veía penalizada sobremanera. Otro problema bastante frecuente que tenía estaba directamente relacionado con los presupuestos, no estaban bien limitados y algunos clientes abusaban pidiéndome cambios uno tras otro… Y tampoco decía que no en ningún momento, por lo que la pérdida de tiempo y dinero era importante.

Como puedes ver, saber decir NO a tiempo es necesario y aquí te voy a explicar algunos puntos a tener en cuenta.

Valora tu tiempo

El tiempo es limitado para todo el mundo, así que por favor, no lo desperdicies en cosas que te aportan poco o nada.

Por ejemplo a nivel profesional, sólo trabaja en aquellos proyectos que están dentro de tu especialidad y limita todo lo posible tus presupuestos, para que así te encuentres menos imprevistos y dediques el tiempo realmente estimado.

Recomiendo registrar el tiempo que dedicas a cada tarea con Toogl o una herramienta similar, así como también debes hacer valoraciones mensuales. De este modo podrás ver los proyectos más rentables, los clientes pesados… De esto modo podrás hacer pequeños cambios en tu día a día que mejorarán tu productividad, así como también te permitirá dar los presupuestos con un margen de error menor.

El cliente NO lleva siempre la razón

Una cosa que he escuchado en bastantes ocasiones es que el cliente siempre lleva la razón, pues mira, no estoy de acuerdo. Como todo en la vida no se puede generalizar, hay clientes de clientes.

Trabaja sólo con clientes con los que te encuentres realmente cómodo y respete tu trabajo, huye de todos los demás.

Yo he tenido clientes que no escuchaban y siempre llevaban la razón, aunque no tuviesen ni idea de lo que estaban hablando. Pues normalmente el resultado de este tipo de proyectos ha sido penoso, vamos que no me siento orgulloso de haberlos realizado. En cambio en otros trabajos, la comunicación ha sido fluida en ambos sentidos y el resultado ha sido fantástico.

Hay que saber decir NO

Si en algún momento algo no te encaja, ya sea el proyecto o el cliente, tienes que decir no. Pero no seas grosero, ¿vale?

Tienes que responder de un modo profesional, amigable y explicarle los motivos de tu rechazo.

Al principio de tu respuesta agradece su interés por contactar contigo, después explícale los motivos por los que no puedes ayudarlo, a continuación puedes recomendar a otro freelancer o indicarle una url con información relacionada, después ofrécele tu ayuda si necesita cualquier otra cosa y finalmente deséale suerte en su proyecto.

Por ejemplo, vamos a suponer que yo no doy presupuestos a medida. En este caso yo tendría un email redactado que se lo enviaría a las personas que me contacten y les recomendaría mi servicio de asistencia técnica para páginas web.

Como puedes ver, hay muchas formas de decir que no 😉

¿Te gustó este artículo? Si es así, compártelo con tus amigos y conocidos 😉

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Sobre mí

Sobre mí

¡Hola! Me llamo Jose, vivo en Sevilla y soy Desarrollador Web. Ayudo a emprendedores y pequeñas empresas con su página web, para que así puedan convertir sus grandes ideas en realidad. ¡Infórmate!

Déjame un mensaje

Me gustaría saber más sobre ti, tus proyectos y cómo crees que puedo ayudarte con tu web. Puedes contactar conmigo enviándome un email a info@joseamd.com o rellenando el siguiente formulario, como prefieras 😉

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Ir arriba