Los problemas que traen las revisiones de hosting para WordPress

Una pregunta que me hacen a menudo es “¿Qué hosting me recomiendas?” y mi respuesta es siempre la misma, pues depende.

Cada web es un mundo y tiene unas necesidades, así que no se puede generalizar. Ni en cuanto a proveedor de hosting ni a un plan en concreto de un proveedor.

Aquí voy a decirte los principales puntos que tengo en cuenta cuando doy una recomendación para un alojamiento web:

  • ¿El usuario necesita alojamiento para correos electrónicos?
  • ¿Qué conocimientos tiene el usuario?
  • ¿Qué volumen de tráfico mensual tiene el sitio web?
  • ¿Cuál es la evolución de tráfico en los últimos meses?
  • ¿Qué cantidad de almacenamiento necesita la web?
  • ¿Cuál es el presupuesto del usuario?

No es de extrañar que los usuarios se confundan cuando tratan de elegir un proveedor de hosting, ya que es un campo minado de información y parece que todos son fabulosos. Muchas de las revisiones que te puedes encontrar por ahí están influenciadas por los ingresos que reciben como afiliados, se basan en unas pocas pruebas en un corto periodo de tiempo y no suelen tener en cuenta las necesidades reales del comprador.

Tener ingresos como afiliado no es malo

Ganar dinero recomendando productos y servicios que realmente has probado durante un largo periodo de tiempo y recomiendas es fantástico, yo mismo recomiendo ciertos productos y servicios. El problema viene cuando no es así y en el tema del hosting las comisiones son muy suculentas, por lo que el riesgo de encontrarse revisiones falsas es bastante alto.

Para que te hagas una idea, SiteGround que es mi proveedor de hosting puede llegar a ofrecer más de 75€ por cada venta.

Suculento, ¿verdad?

Muchos afiliados pintan a ciertos proveedores de hosting como el adecuado para todo el mundo y no siempre es así, por ejemplo hay proveedores que se adaptan más a proyectos pequeños y otros no. Como digo, no hay talla única en esto del hosting.

Como desarrollador, entiendo el valor que tiene contar con un buen proveedor de hosting y cuál utilizar en cada caso.

Por ejemplo pongamos el caso de un blogger aficionado: Esta persona no necesita necesariamente almacenamiento en caché, discos SSD, soporte 24/7… entonces mi visión es porqué pagar por servicios que realmente no necesitas. Por ejemplo, si tu web se cae un viernes y está sin funcionar todo el fin de semana, realmente no pasa nada, el lunes cuando regrese el equipo de soporte le dará una solución al problema.

Un caso muy distinto sería por ejemplo una tienda online, si esta tienda vende 100€ cada día y está sin funcionar 2 días, pues ha perdido 200€. ¿Crees que puede permitirse el lujo de tener sin funcionar la web durante 2 días?

Aquí es donde gana importancia contar con un buen proveedor de hosting y como no, un buen servicio de mantenimiento web. Ya que no todas las incidencias están relacionadas con el hosting, muchas de ellas son provocadas directamente en la web y tu proveedor de hosting no se encargará de solucionarlas.

Así que si en algún momento quieres escribir una revisión sobre una empresa de hosting, estás en tu derecho y te animo a ello. Pero sé siempre transparente y asegúrate de informar a los usuarios a qué tipo de cliente recomiendas el hosting, sus beneficios y sus desventajas.

Muy bueno o muy malo

Muchas de las opiniones que te puedes encontrar por ahí son de personas que están extremadamente satisfechas o muy enojadas. Rara vez hay un término medio y las tienes que coger con pinzas.

Me he encontrado en más de una ocasión a personas poniendo a parir a un proveedor de hosting porque no les ha solucionado un problema y resulta que el problema es de la web, estos errores un proveedor de hosting se llame como se llame no tiene obligación de solucionarlo, ya que no es un trabajo que esté incluido en lo que es propiamente el hosting o alojamiento web.

Así que ya sabes, está bien ver referencias, pero no te fíes al 100% de ninguna y saca tus propias conclusiones.

Haz preguntas y escucha

Siempre me asusta un poco cuando una persona o empresa habla maravillas de un proveedor de hosting y éste sirve para todo el mundo. Es un territorio peligroso. Por ejemplo te pasas por un foro y preguntas “¿Qué proveedor de hosting me recomendáis?” y no tardarán en llegar las recomendaciones, pero pocas personas te preguntarán las necesidades particulares que tiene tu proyecto web…

Los peligros de recomendar un proveedor de hosting

Durante bastante tiempo el equipo de iThemes recomendaba HostGator como su proveedor de hosting preferido, sólo para que éste lanzara BackupBuddy, el producto estrella de iThemes, debajo de esta recomendación había una relación laboral a largo plazo. Obviamente esto no es culpa del equipo de iThemes de ninguna manera, pero es algo que está ahí y puede suceder en este loco mundo de los negocios en el que vivimos.

Y casos así, hay unos cuantos…

Mi recomendación es que siempre que recomiendes un hosting que sea de calidad y se adapte a las necesidades de cada proyecto, para que en ningún momento la recomendación te explote en la cara y vengan los usuarios a pedirte explicaciones. Aunque esto no quita que algún usuario quede descontento, gustar a todo el mundo es complicado por no decir imposible, ya sea en el mundo del hosting o en cualquier otra cosa.

¿Cuál ha sido tu experiencia con las recomendaciones de alojamiento web? ¿Qué proveedores te gustan más y cuáles te gustan menos?

¿Te gustó este artículo? Si es así, compártelo con tus amigos y conocidos 😉

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Sobre mí

Sobre mí

¡Hola! Me llamo Jose, vivo en Sevilla y soy Desarrollador Web. Ayudo a emprendedores y pequeñas empresas con su página web, para que así puedan convertir sus grandes ideas en realidad. ¡Infórmate!

Déjame un mensaje

Me gustaría saber más sobre ti, tus proyectos y cómo crees que puedo ayudarte con tu web. Puedes contactar conmigo enviándome un email a info@joseamd.com o rellenando el siguiente formulario, como prefieras 😉

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Ir arriba